vacío 0

Carrito  

0,00 € Transporte
Total

Los precios incluyen IVA

Cerrar

Cerveza > Grado alcohólico 0.3%

  • Packs Botella + Abono General Festival Los Álamos Beach

    Packs Botella + Abono General Festival Los Álamos Beach

Compra Cerveza Grado alcohólico 0.3% Online al mejor precio

Comprar Cerveza Grado alcohólico 0.3% online nunca ha sido tan fácil y económico. En Yo pongo el hielo tenemos una gran variedad de Cerveza Grado alcohólico 0.3% con las mejores marcas , de todos los paises del mundo y de cualquier tipo (Premium, Ultra Premium, de gran tirada, con mejor calidad/precio...). Si quieres conseguir tu Cerveza Grado alcohólico 0.3% al mejor precio de Internet echa un vistazo a nuestro catálogo y si echas algo en falta, solicítanoslo. ¡Empieza a ahorrar en tu bebida ya!

Leer más

Hay 1 producto.
  • Cerveza Beck's Sin Alcohol

    1,26 €

    • Grado alcohólico: 0.3%
    Precio volumen: 33 cl.
    (0)0 comentarios
    Grado alcohólico: 0.3%
    |
    Tipo: Pilsener
    |
    País: Alemania
    |
    Variedad: Sin Alcohol

    Beck's sin alcohol es el reflejo de la calidad y el sabor clásico de la cerveza Pilsner alemana, con sólo el 0,3% de alcoho.

¿Has encontrado lo que estabas buscando? Estamos aumentando nuestro catálogo continuamente y puede que el producto que quieres este pendiente de incorporar. Ponte en contacto con nosotros y pregunta por tu producto sin compromiso.

Las mejores marcas en bebida, siempre al mejor precio

Cerveza, un elixir imprescindible

Existen múltiples bebidas a lo largo y ancho del mundo, pero pocas tan arraigadas en la cultura mundial como la cerveza. Cada país produce millones de litros de este elixir, variando la composición y los ingredientes que se utilizan para su elaboración, lo que habla muy bien de la amplia diversidad cervecera que puebla el planeta Tierra.

Para refrescarse en una calurosa tarde de verano, disfrutar de una animada charla con amigos después de la práctica de cualquier deporte, acompañando a un delicioso postre, flanqueada por quesos y embutidos, potente ligada a una carne roja… Miles de posibilidades con las que deleitar la vida de la mano de una cerveza.

 

Composición de la cerveza

No hay cerveza sin cereal. Aunque los más comunes son la cebada o el trigo, lo cierto es que el tipo de cereal varía en función del artesano, aunque una cosa es cierta: siempre tiene que estar presenta alguno de ellos. En primer lugar se sumergen los granos en agua para que comiencen a germinar y secarse con aire caliente. Después se procede a la molienda y maceración en agua, componente este que supone el 90% de la composición de la cerveza. A continuación, se cuece la mezcla, añadiendo en este proceso el lúpulo, ingrediente que aporta el aroma y el amargor deseado en el producto resultante. Seguidamente se lleva a cabo la fermentación, donde se añade la levadura, y finalmente se llevan a cabo los procesos de maduración en el tanque donde ha tenido lugar la fermentación, y el embotellado, paso último para que los amantes de la cerveza disfruten de su tan deseado sabor.

Existen diversos tipos de cerveza, entre los que destacan los siguientes:

 

Marcas de cerveza

Como hemos dicho, la cantidad de cervezas que existen en el mundo es prácticamente infinita. Cada país cuenta con cientos de variedades, por lo que aquí reflejaremos las más reconocidas que han conquistado los paladares de una ingente cantidad de adoradores del “zumo de cebada”.

 

Historia de la cerveza

Aunque hay diversas teorías sobre el origen de la cerveza, entre ellas que hace 100.000 años ya se elaboraba una bebida parecida, la gran mayoría de los antropólogos coinciden en un punto concreto: la Mesopotamia de hace 7.000 años. De aquella época data una tablilla donde se observa a varias personas compartiendo cerveza en un mismo recipiente. Y mientras que los sumerios fueron los primeros en dejar constancia de su buen gusto por este brebaje, los egipcios fueron los primeros en idear algo que hoy en día se sigue practicando: su comercialización.

Una a una, todas las culturas del mundo han acogido con los brazos abiertos la cerveza, entre las que destaca sin duda alguna la alemana, una de las propulsoras de su auge con leyes que la protegieran, o exportando su buen gusto a otros países, como en el caso de España donde llegó de la mano de Carlos I de España y V de Alemania.

Cerveza, un elixir imprescindible

Existen múltiples bebidas a lo largo y ancho del mundo, pero pocas tan arraigadas en la cultura mundial como la cerveza. Cada país produce millones de litros de este elixir, variando la composición y los ingredientes que se utilizan para su elaboración, lo que habla muy bien de la amplia diversidad cervecera que puebla el planeta Tierra.

Para refrescarse en una calurosa tarde de verano, disfrutar de una animada charla con amigos después de la práctica de cualquier deporte, acompañando a un delicioso postre, flanqueada por quesos y embutidos, potente ligada a una carne roja… Miles de posibilidades con las que deleitar la vida de la mano de una cerveza.

 

Composición de la cerveza

No hay cerveza sin cereal. Aunque los más comunes son la cebada o el trigo, lo cierto es que el tipo de cereal varía en función del artesano, aunque una cosa es cierta: siempre tiene que estar presenta alguno de ellos. En primer lugar se sumergen los granos en agua para que comiencen a germinar y secarse con aire caliente. Después se procede a la molienda y maceración en agua, componente este que supone el 90% de la composición de la cerveza. A continuación, se cuece la mezcla, añadiendo en este proceso el lúpulo, ingrediente que aporta el aroma y el amargor deseado en el producto resultante. Seguidamente se lleva a cabo la fermentación, donde se añade la levadura, y finalmente se llevan a cabo los procesos de maduración en el tanque donde ha tenido lugar la fermentación, y el embotellado, paso último para que los amantes de la cerveza disfruten de su tan deseado sabor.

Existen diversos tipos de cerveza, entre los que destacan los siguientes:

 

Marcas de cerveza

Como hemos dicho, la cantidad de cervezas que existen en el mundo es prácticamente infinita. Cada país cuenta con cientos de variedades, por lo que aquí reflejaremos las más reconocidas que han conquistado los paladares de una ingente cantidad de adoradores del “zumo de cebada”.

 

Historia de la cerveza

Aunque hay diversas teorías sobre el origen de la cerveza, entre ellas que hace 100.000 años ya se elaboraba una bebida parecida, la gran mayoría de los antropólogos coinciden en un punto concreto: la Mesopotamia de hace 7.000 años. De aquella época data una tablilla donde se observa a varias personas compartiendo cerveza en un mismo recipiente. Y mientras que los sumerios fueron los primeros en dejar constancia de su buen gusto por este brebaje, los egipcios fueron los primeros en idear algo que hoy en día se sigue practicando: su comercialización.

Una a una, todas las culturas del mundo han acogido con los brazos abiertos la cerveza, entre las que destaca sin duda alguna la alemana, una de las propulsoras de su auge con leyes que la protegieran, o exportando su buen gusto a otros países, como en el caso de España donde llegó de la mano de Carlos I de España y V de Alemania.

Opiniones de nuestros clientes

¡Recibe las mejores ofertas cada semana!